La verdad tiene estructura de ficción.


Al nacer lloramos porque entramos en este basto manicomio.